Los ancianos en los tiempos antiguos eran vistos como personas llenas de sabiduría, gozaban de mucho respeto y autoridad, pero hoy en día, la percepción del anciano ha cambiado, son percibidos como estorbos, son gravosos y se les tiene en muy poca estima.

Hay una imagen y estereotipo negativo con respecto a la vejez, la cual ha sido asociada con dependencia, enfermedad, aislamiento y decrepitud entre otros.

Honra al anciano: una demanda bíblica 

Anciano: El término «anciano», en el sentido de «mayor», es un uso más especializado de zaqen (más de 100 veces). El pueblo reconocía al «anciano» por sus dones de liderazgo, sabiduría y justicia.

Se consagraba para administrar justicia, resolver disputas y guiar a las personas bajo su responsabilidad. Se conoce también a los ancianos como oficiales (shotrîm), príncipes (jefes de tribus) y jueces. El rey consulta a los «ancianos» antes de tomar decisiones (1 Reyes 12:8).[1]

De la definición anterior podemos sacar las siguientes roles de los ancianos.

a. Eran reconocidos por sus dones de:
  • Liderazgo
  • Sabiduría.
  • Y justicia.
b.  Se consagraban para administrar:
  • Justicia
  • Resolver disputas.
  • Y guiar a las personas bajo su responsabilidad.

 1.  Dios nos manda honrar a los ancianos.

Levítico 19:32  Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.

(BAD)  »Ponte de pie en presencia de los mayores. »Respeta a los ancianos. »Teme a tu Dios. Yo soy el Señor.

Dios dejo leyes, en base a ellas manifiesta su preocupación por los ancianos, y a la vez manda a las generaciones jóvenes a ser obedientes a Dios manifestando una actitud de cuido y respeto hacia nuestros ancianos

Y resulta interesante que este versículo esta comprendido dentro de las leyes de Santidad y Justicia dadas al pueblo de Dios.

a. Mostrar respeto,

“Te pondrás en pie delante de los ancianos”

Una muestra externa de respeto, hacia aquellos que han alcanzado madurez.

b. Honra

Honraras el rostro del anciano.

La sociedad que pierde respeto por Dios (v. 32b) rápidamente pierde ese respeto profundo y sagrado por la vida humana que protege a aquellos de quienes de otra manera se pudiera prescindir (tales como los que aún no han nacido, los niños y los ancianos).

Parte de la tragedia irónica de Job fue que habiendo sido muy cuidadoso en su defensa de dichos grupos, él mismo llegó a ser víctima de exclusión y burla a causa de su enfermedad (cf. Job 29:7-17 con 30:1, 9, 10).[2]

c. Y de tu Dios tendrás temor.

El respeto y la honra para los ancianos encuentra su fundamento en el temor de Dios, en otras palabras “no respeto y no honra a los ancianos” es equivalente a no Temor de Dios ya que este habla de un temor reverente, y si no existe tal obediencia significa que no hay santidad,

Y ello implica que no pertenecemos al Pueblo de Dios o en el mejor de los casos, tal vez necesitamos que se nos instruya para poder entender esto.

Es por ello que el v32 se encuentra comprendido dentro del v2 que es la clave del capítulo 19 y este a su vez es el corazón de Levítico.

Levítico 19:2  Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.(A)

Dios es santo. Dios, en el hecho de apartarse un pueblo, santifica a este pueblo. Dios provee para este pueblo una guía de leyes, ritos y sacrificios para mantener y proteger la santidad que El les impartió.

Santidad no es algo que se logra, sino es algo que se concede y que se protege. En Levítico Dios le da a su pueblo el ambiente en que se puede proteger esta santidad.[3]

La razón principal de honrar a los mayores es porque Dios es santo y nos ha hecho un pueblo santo, diferente a los demás pueblos, diferente a la cultura del mundo, y esa diferencia encuentra su expresión en al caso aquí señalado y que bien puede resumirse en el segundo gran mandamiento “amaras a tu prójimo como a ti mismo”

Y prosigue le ley de Dios según el V3.

Levítico 19:3  Cada uno temerá a su madre y a su padre,(B) y mis días de reposo[a] guardaréis.(C) Yo Jehová vuestro Dios.

  1. Honra a los ancianos porque ellos son una fuente de sabiduría que vale la pena consultar.

1 Reyes 12:6-8  Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo? Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres,

Y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre. Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él.

 

¿Cuál fue el precio que pagó?

1 Reyes 12:19  Así se apartó Israel de la casa de David hasta hoy.

Aplicaciones:

No es que despreciemos el consejo de un amigo joven, sino que el joven muchas veces no sabe mucho de la vida, en ese sentido un anciano es alguien ya experimentado con muchos aciertos y desaciertos,

Su consejo provendrá de la sabiduría adquirida y vivida, es de sabios aprovechar el consejo de alguien que ya paso por el camino que yo estoy pensando transitar.

  1. Honra al anciano: escúchale y no le menosprecies.

Una manera de garantizar el éxito es escuchar a nuestros padres y no menospreciar a nuestras madres:

Proverbios 23:22  Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

Oír:

Shama (שָׁמַע), «oír, escuchar, atender, obedecer, publicar». Básicamente este verbo significa «escuchar» con los oídos.

No menospreciar:

Tener en poco, despojo, pillaje, presa, rapiña, robar, saquear.

¿Por qué debemos honrar a nuestros padres?

a. Trae alegría a los Padres.

Proverbios 23:23-25  Compra la verdad, y no la vendas;  La sabiduría, la enseñanza y la inteligencia. Mucho se alegrará el padre del justo,

 Y el que engendra sabio se gozará con él. Alégrense tu padre y tu madre,  Y gócese la que te dio a luz.

No dejes, no cambies la verdad por placeres, honores, riquezas o ninguna cosa de este mundo. El corazón es lo que requiere el gran Dios. No debemos pensar en dividir el corazón entre Dios y el mundo; Él tendrá todo o nada.

b. Hay grande y buena enseñanza en los ancianos.

Proverbios 23:26  Dame, hijo mío, tu corazón,  Y miren tus ojos por mis caminos.

(BLS)  Querido jovencito, prométeme que pensarás en mis consejos y harás tuyas mis enseñanzas.

Poniendo énfasis en la palabra Mirar: ratsá; que significa agradarse con; especialmente satisfacer una deuda.

¿Por qué le pide el Padre al hijo que le de su corazón?:

  •   Porque hay peligros en el sexo ilícito. “Libertinaje”

Proverbios 23:27-28  Porque abismo profundo es la ramera, Y pozo angosto la extraña. También ella, como robador, acecha, Y multiplica entre los hombres los prevaricadores.

 Pozo angosto: Estrecho, angustia, aprieto, aflicción, angustia, calamidad, conflicto, rival, tribulación, venganza.

  •  Porque hay peligros en el alcoholismo, drogadicción.

Proverbios 23:29-30  ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas?  ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde?  ¿Para quién lo amoratado de los ojos?  Para los que se detienen mucho en el vino,  Para los que van buscando la mistura.

  •  No desprecies la enseñanza de tu madre.

Pro 31:1-4 Palabras del rey Lemuel; la profecía con que le enseñó su madre. ¿Qué, hijo mío? ¿y qué, hijo de mi vientre?  ¿Y qué, hijo de mis deseos? (Fruto de sus votos al SeñorNo des a las mujeres tu fuerza, (Libertinaje sexual)

 Ni tus caminos a lo que destruye a los reyes.  No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino,  Ni de los príncipes la sidra; (Alcoholismo)

El consejo de una madre siempre será de largo alcance, siempre cubrirá todas las posibilidades de peligro en las que se pueda caer, siempre será visionario y preventivo, porque la experiencia le hace ver mucho más allá de lo que ven los ojos del joven.

Y el amor de una anciana hacia su hijo, siempre buscará evitar el dolor y el sufrimiento innecesario

  1. La honra al anciano debe darse dentro de la familia

Tanto dentro de la familia de Dios como dentro de la Familia Humana.

a. A los ancianos exhortándoles como a Padres.

No reprendiéndoles con dureza.

1 Tímoteo 5:1   No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos;

Reprender:

Castigar con palabras.

Exhortar: 

Parakaleo (παρακαλέω, G3870) , primariamente, llamar a una persona (para , al lado; kaleo , llamar). Denota: (a) llamar, rogar; véase ROGAR; (b) amonestar, exhortar, apremiar a alguien para que siga un curso de conducta; siempre en anticipación, mirando al futuro,

En contraste con el significado de consolar, que es retrospectivo, y que tiene que ver con pruebas ya experimentadas.[4]

 Somos la gran familia de Dios

Mateo 12:48-50  Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?  Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.

 El punto de reflexión aquí no es “no corregir” sino exhortar con amor, ternura, humildad, como si estas tratando con tu Padre.

b. A las ancianas como a madres.

1Ti 5:2  a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza.

Nuevamente, el punto es hacer esta labor con los ancianos pero con humildad, amor, ternura, paciencia, con mucha oración.

c. A las viudas hay que honrarlas.

1 Timoteo 5:3  Honra a las viudas que en verdad lo son.

La iglesia debe instruir a las familias a hacer cargo de las viudas.  Él da muchas razones importantes para hacerlo:

  1. Practicar nuestra fe

Las familias debe de poner su religión en práctica;

2. Agradar al Señor

le complace al Señor cuando las familias le repagan a su padres y abuelos; y

3. Dar testimonio

El no hacer eso sería como negar la fe  y sería peor que un no cristiano.

Conclusión

Honrar a nuestros ancianos es una demanda de Dios pero también una demanda social, moral, ética, que nos lleva a reconocer que en las canas hay sabiduría, experiencia, autoridad, una vida recorrida y que ha de ser de bendición para las nuevas generaciones.

Honrar a nuestros ancianos nos permitirá dar testimonio de ser verdaderos creyentes en Cristo, y esta honra no ha de ser solo en la iglesia, sino también en nuestras casas, con nuestros ancianos de sangre, y en nuestras comunidades.

Si así lo hiciéramos, esto será agradable al Señor, añadirá bendición a nuestra vida y sera agradable a nuestros ancianos, a quienes cuidaremos y trataremos con amor y ternura, considerándoles como a padres.

 

[1] Diccionario VINE AT. Significado Palabra “Anciano”

[2] Comentario a Deuteronomio, siglo XXI, Esword.

[3] Introducción a la Biblia, Mints, Varios autores, pag.22.

[4] Diccionario VINE AT. Significado palabra “Exhortar”.