Sermón De  Despedida De Un Hermano En La Fe.  Este es un bosquejo de un sermón que puede ayudar a infundir aliento a aquellos que nos dejan

Y que han pasado muchos años de su vida compartiendo en la congregación de los santos, la fe, la tarea del Señor, el compañerismo y mucho más

Esta idea de sermón se basará en la comprensión de “los anhelos de un Padre sobre un hijo amado”

Entendiendo que un pastor, o un líder congregacional, ama al rebaño del Señor, de igual forma, que un padre ama a su hijo.

  1. Introducción del Sermón de despedida de un hermano en la fe

Estamos reunidos en este día para darle gloria a Dios por la vida de nuestro Nombre del [email protected],

Agradeciendo a Dios por haberle permitido caminar en la fe y con nosotros durante muchos  años,

Tiempo en el cual la gracia divina le ha sostenido y le ha permitido trabajar en distintas áreas dentro de la iglesia,

Y sabiendo que Dios es el Dios que dirige nuestras vidas tal como lo dice Pablo en la carta a los Romanos

Romanos 11:33  ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios!

¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!,

Es en la gracia y soberanía de Dios que llego el cumplimiento de un anhelo muy grande que había en el corazón de nuestra hermana,

Dios le ha concedido una honrosa petición y ahora tendrá que viajar muy lejos pero con la sabiduría de la Palabra, donde sea que valla, podrá edificar su casa para gloria de Dios.

  1. Desarrollo del sermón de despedida de un hermano

Hay gozo en este día al poder contemplar como el Señor ha cumplido la petición del corazón de [email protected] [email protected]

Pero también sentimos mucha tristeza al saber que en breve, nuestra [email protected] [email protected] ya no estará aquí presente con nosotros.

Y al reflexionar ¿Qué podemos decirle en base a la Palabra de Dios a nuestra [email protected]?, y escudriñando con la ayuda del Espíritu Santo encontré el siguiente texto Bíblico.

Texto de referencia.

1 Crónicas 28:9  Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre,  y sírvele con corazón perfecto

Y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos,  y entiende todo intento de los pensamientos.

Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre.

Encontramos en este texto, a un rey David hablando a su hijo amado, en el momento que lo nombra sucesor del trono

Y el mejor consejo para este hijo amado es que “reconozca a Dios y le sirva con corazón perfecto”

  • ¿Qué significa reconocer a Dios?

Reconocer a Dios significa conocerle como verdaderamente Él es, en sus maravillosos atributos de amor y justicia

De manera que la palabra hebrea “Conocer” implica un conocimiento que se basa en la experiencia personal,

Y este tipo de conocimiento solamente se puede adquirir cuando hay una relación viva entre el individuo y su Dios.

  • Conocer a Dios como “Mi pastor”

Conocer a Dios en un sentido bíblico no es solamente saber que Dios es el Salvador, el Juez, el Ayudador,

Y que Dios existe en algún lugar más allá de las vastas extensiones del espacio, que desde allá nos ama y sustenta

Sino que, Conocer a Dios es saber por la Palabra y por la Experiencia que emana de esa misma Palabra, que Él es mi Pastor.

Salmos 23:1-3 Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar;

 Junto a aguas de reposo me pastoreará.(A) Confortará mi alma;  Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

No es que Dios sea el Pastor de muchos, o de otros, sino que Él es Mí Pastor, y que en su infinita misericordia,

Dios restaura mi alma, de manera tal que puedo alcanzar el descanso, la paz y la seguridad que solo su preciosa presencia ofrece.

Sermón de despedida de un hermano en la fe

Que puedo contar con la guianza de su Palabra para caminar por sendas de rectitud que nos permitan tener una vida que glorifica su Santo Nombre

  • Conocer a Dios como “Dios Soberano”

2 Samuel 7:8  Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos:

Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel;

Dios es Rey Soberano, y dirige nuestra vida y realidad según su propósito santo y para gloria de su Nombre,

Es así como, jamás debemos olvidar de dónde nos ha tomado el Señor, de dónde venimos, cuán grande ha sido la obra transformadora del Señor

Que podamos siempre tener un corazón agradecido que nos permita adorarle, servirle y buscar mantenernos fieles a ese infinito Dios de amor y gracia

Porque nos tomó “de atrás del redil de las ovejas”  y nos ha hecho reyes y sacerdotes para su gloria y bendición nuestra.

  • Conocer a Dios como “Un Dios personal”

Debemos conocer personalmente al Dios “Emanuel” al Dios con nosotros, que nos acompaña, nos cuida, nos protege, pelea nuestras batallas

2 Samuel 7:9  y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos,

 y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra.

Que No importe donde nos encontremos, o a donde nos lleve Dios, que siempre podamos disfrutar de la certeza que Él estará con nosotros

No podemos olvidar, que en todo lo que hasta el día de hoy hemos andado, delante de nosotros, siempre ha estado nuestro buen  Dios

  • Dios es Dios de disciplina por amor a sus hijos.

1 Crónicas 21:8-13  Entonces dijo David a Dios: He pecado gravemente al hacer esto;

te ruego que quites la iniquidad de tu siervo, porque he hecho muy locamente…

 Y viniendo Gad a David, le dijo: Así ha dicho Jehová:

 Escoge para ti: o tres años de hambre, o por tres meses ser derrotado delante de tus enemigos con la espada de tus adversarios,

 o por tres días la espada de Jehová, esto es, la peste en la tierra, y que el ángel de Jehová haga destrucción en todos los términos de Israel.

Mira, pues, qué responderé al que me ha enviado.

Entonces David dijo a Gad: Estoy en grande angustia. Ruego que yo caiga en la mano de Jehová,

 porque sus misericordias son muchas en extremo; pero que no caiga en manos de hombres.

Dios nos ama, nos protege, nos perdona, nos restaura, nos levanta cada vez que caemos. No podemos negar que es un Dios de gracia y misericordia,

Pero también Él es un Dios de orden, de disciplina, de santidad y de justicia, y estas prevalecen sobre la vida de sus hijos

De manera que ninguno de nosotros se desvíe del propósito santo en que Él nos guía. Pero por fuerte que sea esa disciplina del Señor, siempre se acompaña de amor

Jamás la disciplina y justicia del Señor para sus hijos, será de muerte, sino de restauración y vida.

Así que, vayamos a donde vayamos, no nos olvidemos del Dios que tenemos, en todos sus atributos perfectos.

  • Conoce a Dios y Sírvele con Corazón perfecto.

Todo el conocimiento que Dios permita que tengamos de Él, debe llevarnos a servirle como un acto de adoración por lo que Él es

Y servirle con corazón perfecto, tal como lo aconsejo David a Salomón, significa, servir a Dios con toda nuestra vida, de manera completa.

1 Crónicas 28:9  Y tú, Salomón, hijo mí … y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario;

porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos.

Cuando vemos lo que Dios ha hecho por nosotros, cuando reflexionamos de donde nos saco,

y que para sacarte de esa condición fue necesario entregar la vida del Hijo de Dios, es imposible no servirle con amor, gratitud y esmero.

Gálatas 2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí;

y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Pero no se trata de cualquier servicio, sino que Dios establece la esencia de cómo debemos servirle por gratitud.

  • Sirviendo a Dios con Corazón perfecto.

Esto significa que si vamos a servir a un Dios grande y santo, No lo haremos de manera superficial, sino se manera comprometida y sincera

Porque Dios está más interesado en formar siervos para su gloria, que simples servidores,

Que en todo lugar, Dios sea nuestro Dios

De manera que, cuando llegamos a ser verdaderos siervos, entonces llegamos a servir de la manera que a Dios le agrada y demanda.

Y ese servicio se hará con corazón perfecto, es decir, de manera completa, con toda nuestra mente, alma, con todo nuestro ser

Le serviremos con los sentimientos y los pensamientos correctos, con una voluntad rendida a la perfecta Voluntad de Él

Y  buscando siempre glorificar su Nombre, dar testimonio de su obra perfecta y vivir siendo luz y sal, donde sea que vayamos

  • Sirviendo a Dios Con ánimo voluntario.

Es decir, que todo el servicio que hagamos para el Señor, tanto dentro como fuera de su templo, no lo haremos por la fuerza ni a disgusto

Sino que ese servicio será deleitoso para nosotros, lo haremos con gusto y placer, siempre dispuestos y  de manera voluntaria

  • Dios conoce el corazón y los pensamientos

El servicio del creyente debe estar marcado por un temor santo y un corazón reverente, porque el Dios a quien servimos es el Dios todopoderoso y Omnisciente que

Nos encontramos sirviendo a un Dios que “escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos

Eso significa que No le podemos esconder nada a Dios, ningún impulso impío, ningún pensamiento sin amor, ninguna mala voluntad

Por lo tanto, hacemos bien en andar en su presencia “con temor y temblor”.

Filipenses 2:12  Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente,

sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,

No que nuestra salvación se pierda, pues nos encontramos en manos de un Dios Todopoderoso e Inmutable, que su promesa es fiel y verdadera,

Sino que, si nuestra salvación es de gran valor para nosotros, ocupémonos entonces, en vivir santamente, sirviendo a ese Santo Dios

  • Dios nos ha elegido con un propósito

Dios eligió a Salomón, para que fuera quien edificara casa a su Santo Nombre.

1 Crónicas 28:10  Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.

Dios no solamente estaba complacido en llamar a Salomón su hijo, sino que también estaba complacido de darle el privilegio de demostrar su calidad de hijo

Y esa calidad de hijo, la demostraría mediante una vida de servicio significativo.

¡Salomón iba a construir el Templo, el santuario donde el santo Dios iba a vivir en medio de su pueblo!

De igual forma a nosotros, Dios nos ha elegido para erigir su santo templo en nuestro corazón

Y esta es una gran tarea que no podemos descuidar, pues a través de su cumplimiento, podremos demostrar qué clase de hijos somos

Proverbios 14:1  La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba.

Para nuestros hermanos, que hoy se van de nuestra tierra, les recordamos, que el templo de Dios va en su interior,

Y que no debemos descuidar su edificación!! Donde sea que nos encontremos, que todos sepan, por nuestro testimonio de vida, que somos hijos de Dios¡¡

  1. Sermón de despedida de un hermano: Oración final

3 Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

[email protected] [email protected], como su familia espiritual nos quedamos orando para que todo vaya bien en su nueva vida

Que seas prosperado espiritual y materialmente, y que tu corazón jamás olvide de dónde lo saco el Señor

Que esos nuevos pastos donde pronto descansaras, no son para tu gozo personal, sino para que siempre lleves gloria al Santo Nombre de tu Dios

Sermón de despedida de un hermano en la fe

  • Cual es y será nuestro gran gozo.

3 Juan 1:3-4  Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad.

No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.

Nuestro gozo será, que pronto podamos tener noticias de su nueva vida y que confirmemos que te mantienes caminando en la voluntad perfecta de Dios

Que en tu nueva vida, te mantienes poniendo en práctica la Verdad revelada del Dios que te llamó y te bendice con sus misericordias, nuevas cada día

  1. Finalizando el sermón de despedida de un hermano que se va:

Luego de la oración final por [email protected] [email protected]  dejamos el tiempo para externar  palabras de fe y de cariño hacia ella o él,

Y que Dios les bendiga.